El pasado jueves 21 de julio Linus Torlvalds anunció el lanzamiento de Linux 3.0 después de haber avisado unos días antes de que posiblemente se retrasase su liberación debido a un error de última hora. No fue así y poco después del anuncio ya llegaban las informaciones sobre las novedades presentadas por este cambio de numeración.

Como también se dijo en su momento, el cambio de numeración hacia Linux 3 fue más una cuestión estética que técnica con la que dejar atrás los interminables números de versión, como la hipotética 2.6.40 que nunca llegó por la 3.0 que ya está aquí, o la 3.1 que le seguirá. Aun así, vamos echar un vistazo superficial a lo que nos ofrece este tercer capítulo del kernel, ciñéndonos a la guía propuesta por Linux.com, bastante escueta pero con un buen montón de enlaces para los más curiosos.

Uno de los puntos álgidos de Linux 3.0 parece ser el final del camino en la integración de Xen en el núcleo, se completa pues el soporte con Xen Dom0 Support y aunque aún se podrán encontrar pequeñas carencias en algunas áreas, “las necesidades de la mayoría estarán cubiertas con el kernel 3.0“. Los interesados tienen más información disponible.

Como con cada nueva versión del kernel, los cambios más cuantiosos son los referidos a la adición de nuevos controladores y las mejoras en los ya existentes, y desde luego esta vez no es una excepción. Como la lista de cambios es demasiado larga como para nombrarla, aquí la tienen.

Para quien quiera conocer los cambios en profundidad, el sumario de Linux 3.0 es el primer recurso al que acudir, a partir de ahí tienen enlaces a todos los cambios aprobados para esta versión, bastantes y complejos, dicho sea de paso.

Seguramente la primera e las grandes distribuciones en disfrutar de esta versión del kernel sea ni más ni menos que Ubuntu 11.10. Mientras tanto se sigue trabajando en la que será la próxima versión de Linux, la 3.1.

About these ads